Defensas archivos - Nobis cobertura médica

¿Me puedo vacunar contra la gripe y el Covid-19?

5 abril, 2021

La gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria muy contagiosa, por lo que fue incluida en Calendario Nacional de Vacunación para grupos de riesgo, y está disponible de manera gratuita para estos.

En el marco de la pandemia de Covid-19, los que pertenecen a los grupos de riesgo deben aplicarse la vacuna contra la gripe como una medida especial de cuidado.

Los grupos de riesgos son las embarazadas, niños de 6 a 24 meses, adultos mayores de 65 años y Personal de salud, personas de 2 años a 64 años que presenten enfermedades respiratorias y cardíacas, obesidad, diabéticos, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, pacientes oncohematológicos (y sus convivientes), trasplantados, personas con insuficiencia renal crónica en diálisis o con expectativas de ingresar a diálisis en los siguientes seis meses

La Organización Mundial de la Salud recomienda la vacunación contra Covid-19 como forma de prevención primaria fundamental para limitar los efectos sanitarios y económicos de la pandemia, para ayudar a reducir la circulación de la enfermedad, las hospitalizaciones y muertes relacionadas con el Covid-19, y ayudar a restablecer de manera gradual una nueva normalidad

Al comienzo de este  plan de vacunación, algunos grupos van a tener prioridad sobre otros según su exposición a la enfermedad, según  las funciones estratégicas que tengan o por los riesgos que presenten.

Si esta en lista de espera para colocarse la vacuna anticovid pero no tiene una fecha definida, se recomienda que se aplique la vacuna antigripal y luego dejar pasar 15 días para la del Covid-19; si tiene turno para la vacuna anticovid debe darle prioridad a esta y luego de 15 días de completar el esquema de 2 dosis recién colocarse la antigripal.

Existen situaciones especiales en los que ya padecieron Covid-19 o recibieron tratamiento con plasma, etc.  que deben ser consultados con su médico.

Dra. Florimonte Romina
MP 36751
Clínica de la Concepción

Regreso a la escuela en el contexto de la pandemia: Recomendaciones para padres y niños

11 marzo, 2021

El regreso escolar de forma presencial resulta movilizador para los niños y padres que deben adaptarse a una nueva rutina educativa en el contexto de la pandemia por Covid-19.

Estamos conscientes de la necesidad de que los niños regresen a clases ya que es vital para su aprendizaje y desarrollo, pero este regreso al colegio, debe realizarse extremando medidas sanitarias para evitar la propagación de la enfermedad.

Para ello distintos organismos nacionales e internacionales como la OMS, la UNESCO, la Sociedad Argentina de Pediatría entre otros, han presentado recomendaciones dirigidas a padres, niños y comunidad educativa.

Aquí exponemos un breve resumen de esas recomendaciones y puntos a considerar:

  1. HABLE CON SUS HIJOS: Seguramente usted ya habrá hablado sobre la pandemia y posiblemente el tiempo en casa haya generado muchas emociones y un sentido de seguridad que puede verse afectado al volver al colegio. Una conversación tranquila sobre lo que están entendiendo y como se sienten al respecto, es necesaria para reforzar la importancia de los protocolos y evitar ansiedad en los niños.
  2. USO DE MASCARILLA: todos los niños mayores de 2 años y los adultos deben usar mascarilla de tela que cubran la nariz y la boca para evitar la propagación del virus.
    • Ten varias mascarillas de tela claramente etiquetadas para que use tu hijo.
    • Todos los días, dale a tu hijo una mascarilla limpia y una de repuesto además de una bolsita limpia y que pueda cerrarse para que ponga la mascarilla cuando no la esté usando (por ejemplo, durante las meriendas o el almuerzo)
    • Practica con tu hijo la manera correcta de ponerse y sacarse la mascarilla de tela, evitando tocar las partes de tela; recuérdale que debe limpiarse las manos antes y después de tocar la mascarilla.
    • Enséñale que nunca debe compartir ni cambiar sus mascarillas con las de otros niños.
  3. MANOS LIMPIAS: repase y practique técnicas correctas de lavado de manos en forma divertida, especialmente antes y después de comer, de estornudar, toser o ajustar la mascarilla.

Cuando no sea posible lavarse las manos, dile que use un desinfectante para manos como alcohol en gel. Enséñale que debe evitar tocarse los ojos, la nariz, y la boca.

  1. DISTANCIAMIENTO FISICO: es la medida de protección más importante frente a la infección. Esta deberá ser al menos de 1,5 metros. Esta medida puede resultar de difícil implantación, sobre todo con los niños más pequeños por lo que una buena medida es la de establecer grupos de convivencia que compartan espacio y todas sus actividades: educativas, de ocio y comedor. Habla con tus hijos y enséñale nuevas y divertidas formas de saludarse sin contacto.
  2. ENFERMO, QUEDATE EN CASA: consulte con su hijo cada mañana para detectar signos de enfermedad (fiebre, rinitis, tos, dolor de garganta, diarrea, vómitos, malestar en general). Si presenta signos NO DEBE ASISTIR A LA ESCUELA y debe consultar con su pediatra de cabecera o al centro de salud más cercano.
  3. RECUERDE LA IMPORTANCIA DE LOS PROTOCOLOS: Dentro del colegio los profesores y el personal estará pendiente de que los niños cumplan con los protocolos. Lavado constante de manos, tapabocas permanente y distanciamiento social, pero será más fácil para el niño asimilarlo si ya lo ha hecho en casa.

“El bienestar de los niños debe ser una prioridad para padres y maestros”

Dra. García Natalia
MP 29347
Clínica de la Concepción

Nutrición: cómo leer un rótulo de información nutricional

5 enero, 2021

La etiqueta de información nutricional indica qué contienen los alimentos que está comiendo. Además, nos ayuda a determinar si llevamos una dieta sana y equilibrada. Cada producto envasado o procesado debe tener una etiqueta. Algunos restaurantes también tienen información nutricional disponible. Estas etiquetas incluyen las cantidades de las siguientes áreas, enumeradas por porción y como un porcentaje del valor diario.

Aquí hay un ejemplo de lo que aparece en la etiqueta de información nutricional:

• Calorías 

• Grasa total 

• Grasas saturadas 

• Grasas trans 

• Colesterol 

• Sodio (sal) 

• Carbohidratos totales 

• Fibra dietética 

• Azúcares 

• Proteína

El camino hacia una mejor salud 

El tamaño de la porción es la primera información que aparece en la etiqueta. Hace referencia a la cantidad de comida que normalmente se come de una vez. El tamaño se mide en función de una medida básica del hogar, como piezas, tazas u onzas. Por ejemplo, una porción puede ser 7 papas fritas o 1 taza de cereal.

El tamaño de la porción es un factor importante en la dieta. Debe comparar la cantidad de ese alimento que normalmente come con el tamaño de la porción que figura en la etiqueta. Comer porciones grandes puede conducir al aumento de peso. Cuanto más grandes sean sus porciones, más calorías consumirá. Por ejemplo, la etiqueta puede indicar que el tamaño de una porción es 7 papas fritas. Si comés 14 papas fritas, estás consumiendo el doble de calorías y nutrientes.

La etiqueta también contiene una columna de porcentajes llamada porcentaje de valor diario. El valor diario compara la cantidad de un nutriente contenido en una porción de comida con la cantidad de ese nutriente que debe consumir en un día. Los porcentajes se basan en una dieta diaria de 2,000 calorías.

Tendrás que ajustar las cantidades si consumís más o menos de 2,000 calorías por día. Todas las personas tienen diferentes necesidades calóricas. Éstas dependen del género, la edad y el nivel de actividad.

Las calorías diarias se obtienen de lo que come y bebe. Una persona sana debe consumir nutrientes provenientes de los cinco grupos de alimentos básicos (frutas, verduras, granos, proteínas y lácteos). Algunos ingredientes, como las grasas saturadas y las grasas trans, no son saludables. Sólo debés comerlos en pequeñas cantidades. Una porción con 5 % o menos del valor diario es baja. Una porción con 20 % o más del valor diario es alta.

Aspectos a tener en cuenta 

No todos los nutrientes o ingredientes enumerados en una etiqueta son iguales. Algunos son mejores para usted y se deben consumir en mayor cantidad. Estos incluyen:

Fibra. La fibra ayuda al cuerpo a digerir los alimentos que come. También puede ayudar a reducir el riesgo de diabetes, enfermedades cardíacas y ciertos tipos de cáncer. Los alimentos son ricos en fibra si contienen 5 gramos o más por porción. Los hombres de 50 años o menos deben consumir al menos 38 gramos de fibra por día. Las mujeres de 50 años o menos deben consumir al menos 25 gramos de fibra por día. La fibra se encuentra en frutas, verduras y granos integrales. Busque las palabras «grano entero» en el envase y en la lista de ingredientes.

Vitaminas y minerales. Los principales tipos incluyen, vitamina A, vitamina C, calcio y hierro. La vitamina D y el potasio también son importantes. Hablá con tu médico sobre qué vitaminas y minerales necesitás y en qué cantidad.

Otros nutrientes resultan malos para nuestro organismo y se deben consumir en menor cantidad. Estos incluyen:

Grasas saturadas. Este tipo de grasa puede aumentar su riesgo de enfermedad cardíaca y colesterol alto. Un adulto promedio debe consumir menos de 20 gramos de grasa saturada por día.

Grasas trans. Este tipo de grasa también aumenta su riesgo de enfermedad cardíaca. Idealmente, deberíamos ingerir 0 gramos de grasas trans por día. Tengamos en cuenta que las compañías pueden enumerar 0 gramos si el producto contiene menos de 0.5 gramos de grasas trans por porción. Esto significa que nuestra comida puede tener grasas trans, incluso si la etiqueta nutricional dice 0.

Consultá la lista de ingredientes para saber si un producto contiene grasas trans. Estas grasas incluyen cualquier aceite vegetal hidrogenado. Las grasas trans a menudo se encuentran en productos horneados, alimentos fritos, bocadillos y margarinas.

Colesterol. Intentar consumir menos de 300 miligramos de colesterol por día. Si tenés una enfermedad cardíaca, debemos consumir menos de 200 miligramos por día.

Aumentan las temperaturas: La importancia de una buena hidratación

4 noviembre, 2020

El agua es un elemento esencial para la vida. Se acerca el verano, y con los incrementos de temperatura, son mucho mayores las pérdidas intangibles de líquidos en nuestro cuerpo.  

La hidratación se define como el aporte de agua proveniente de alimentos y bebidas. Cuando este aporte es menor y/o las pérdidas son mayores, se produce una alteración del balance hídrico y como consecuencia sufrimos una deshidratación. Este déficit de agua corporal puede traer como consecuencia tensión baja, aumento de la temperatura corporal, confusión mental, dolor de cabeza, irritabilidad, mareos, y en casos graves insuficiencia renal y fallo multiorgánico. 

Los factores de riesgo que nos exponen al riesgo de deshidratación son variables, entre ellos se encuentran: exposiciones prolongadas al sol, actividad física durante horas de mayor temperatura ambiental, edad (habiendo mayor riesgo en ancianos, lactantes y niños). Además se encuentra comúnmente asociado a algunas enfermedades en las que se desatan cuadros que producen diarreas y vómitos, como las gastroenteritis. 

¿Cómo reconocer si alguien está deshidratado? 

En lactantes y niños hay que estar atentos a algunos de estos signos y, ante la menor duda, consultar con su pediatra inmediatamente: 

• Boca seca y labios secos.

• Ojos hundidos 

• Piel seca

• Disminución en la cantidad de orina.

• El pañal seco por mucho tiempo. 

• Llanto sin lágrimas

• Irritabilidad.

En adultos:

• Boca, labios y lengua seca.

• Piel seca.

• Confusión.

• Debilidad generalizada.

• Disminución en el ritmo y cantidad de orina. 

• Orina de color más intenso

• Golpe de calor.

Además de la deshidratación también es común observar, durante la temporada de verano, los conocidos golpes de calor que es una lesión súbita y grave producida como consecuencia de la exposición del cuerpo a altas temperaturas.

Los síntomas son: 

• Temperatura corporal elevada.

• Alteración del estado mental o del comportamiento. Éste puede provocar confusión, agitación, problemas de dicción, irritabilidad, delirio, convulsiones y coma.

• Alteración en la sudoración.

• Náuseas y vómitos. 

• Piel enrojecida.

• La respiración puede acelerarse y ser poco profunda.

• Aumento del pulso de manera considerable.

• Dolor de cabeza.

Ante cualquier a de estos síntomas consultar urgentemente a un médico. 

Algunas recomendaciones para evitar la deshidratación, principalmente en los meses venideros, son: 

• Beber entre dos y tres litros de agua al día. 

• Ingerir alimentos ricos en líquidos, como frutas, verduras, gelatinas, o infusiones. 

• Evitar el consumo de alcohol ya que estas bebidas producen un efecto contrario a la hidratación. 

• Aumentar la ingesta de líquidos durante las horas de mayor calor. 

• Hacer actividad física en las horas de menor temperatura como por ejemplo por la madrugada o por la noche.

• Ingerir líquidos durante el ejercicio, una buena opción serían las soluciones de rehidratación, para reponer fluidos y electrolitos.

Dr. Eduardo Felipe Berrios MP 33622

¿Qué es una buena alimentación? Cultivar, nutrir, preservar

30 septiembre, 2020

Una alimentación equilibrada sentará en los niños las bases de un crecimiento y desarrollo pleno. Cuerpo y mente lograrán las condiciones necesarias para desplegar todo su potencial.

Cada 16 de octubre celebramos el Día Mundial de la Alimentación, por eso te traemos algunos consejos para que todos los miembros de la familia recuerden que nuestras acciones de hoy, son nuestro futuro.

Recomendaciones para una Alimentación Saludable:

  • Incorporar a diario alimentos de todos los grupos y realizar al menos 30 minutos de actividad física.
  • Tomar a diario 8 vasos de agua segura.
  • Consumir a diario 5 porciones de frutas y verduras en variedad de tipos y colores.
  • Reducir el uso de sal y el consumo de alimentos con alto contenido de sodio.
  • Limitar el consumo de bebidas azucaradas y de alimentos con elevado contenido de grasas, azúcar y sal.
  • Consumir diariamente leche, yogur o queso, preferentemente descremados.
  • Al consumir carnes; quitarle la grasa visible, aumentar el consumo de pescado y huevo.
  • Consumir legumbres, cereales preferentemente integrales, papa, batata, choclo o mandioca.
  • Consumir aceite crudo como condimento, frutas secas o semillas.
  • El consumo de bebidas alcohólicas debe ser responsable. Los niños, adolescentes y mujeres embarazadas no deben consumirlas. Evitarlas siempre al conducir.
  • Nunca saltarse el desayuno.
  • Comer cuatro veces al día: desayuno, almuerzo, merienda y cena.

Lic. Gribaudo Luciana MP 2707

Alimentos que no pueden faltar en cuarentena para mantener altas tus defensas

5 mayo, 2020

Existen alimentos que son ideales para mantener nuestras defensas altas y así evitar posibles enfermedades en este momento.

Te contamos cuáles son los mejores aliados para sentar las bases de un sistema inmunológico fuerte y saludable durante la cuarentena, para que estés mejor.

Por supuesto que no todo es una cuestión de elegir sólo los productos indicados, esto también requiere de una práctica de vida sana para completar nuestro combo de bienestar. Dicho todo esto, pasemos al listado de “infaltables” en la alacena para comer rico y estar protegidos:

Cítricos

Las frutas ricas en Vitamina C como el limón o la naranja, son grandes amigos de nuestras defensas. Las verduras de hoja verde también cumplen esta función.

Ajo y cebolla

Una combinación irresistible como base de un sinfín de platos. Estos 2 amigos inseparables tienen un componente antiviral y antibacteriano que nos protegen de contraer infecciones.

Alimentos antioxidantes

Te recomendamos incorporar la remolacha y el brócoli a tus comidas, su poder antioxidante produce un efecto muy positivo en nuestro organismo, además de ayudar a eliminar las toxinas y fortalecer el sistema inmune.

Huevos

¿Por qué? Porque tienen zinc, selenio y una composición muy rica en vitaminas, ácidos grasos y proteínas de alto valor biológico para mantener la guardia siempre en alto.

Alimentos fermentados

Las bacterias vivas que contiene el yogur y el queso, entre otros, son una fuente de probióticos, que nos ayudan a potenciar el buen crecimiento de la flora bacteriana, colaborando con el sistema digestivo también.

Los colores y las vitaminas van de la mano

En los alimentos rojos, en los vegetales verdes y en otros productos, como la zanahoria y la calabaza, podemos encontrar la vitamina A, un componente que ayuda a mejorar la inmunidad de nuestra piel.

En cambio la B -B1, B2, B5 Y B12-, (que sirve para aumentar nuestras defensas) está más presente en legumbres y cereales, además de lácteos o en determinados pescados. Un efecto que también produce la vitamina E, que podemos encontrar en el aceite de oliva o en los frutos secos.

En Nobis te recordamos que es muy importante aumentar los cuidados individuales para mantenernos sanos y evitar complicaciones. Seamos responsables y colaboremos desde nuestro lugar para recuperar nuestro ritmo habitual poco a poco.  Estamos.  Para que estés mejor.

NOBIS © 2019 Todos los derechos reservados.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplica la política de privacidad y términos de servicio de Google.

25Watts