Semana de la Lactancia Materna: Guía para una lactancia eficaz.

21 julio, 2021

La leche materna es el mejor alimento para los niños desde su nacimiento hasta los 2 años de vida.  Cubre las necesidades nutricionales y contiene todos los minerales y vitaminas necesarios para un adecuado crecimiento y desarrollo físico de tu bebe.  Desde el punto de vista emocional ayuda a establecer un buen vinculo madre- hijo y una adecuada relación de apego con su madre.                                                                                                         

 Por todo esto la lactancia materna es considerada el método de referencia para la alimentación y crianza del lactante, teniendo un sinfín de beneficios:

BENEFICIOS DE LA LACTANCIA PARA LOS NIÑOS

– Superioridad de la leche materna sobre la leche de formula artificial para la nutrición y desarrollo del bebe.
– Disminuye numerosos problemas de salud como, por ejemplo: menor riesgo de muerte súbita, menor riesgo de infecciones respiratorias, gastrointestinales y urinarias.
– A largo plazo los niños amamantados padecen con menos frecuencia dermatitis atópica, diabetes, asma, alergias varias, enfermedad celiaca, enfermedad inflamatoria intestinal, obesidad, cáncer entre otras enfermedades.
– Los lactantes amamantados presentan mejores resultados en los test de inteligencia y menor riesgo de padecer hiperactividad, ansiedad y depresión.
– Menor riesgo de padecer maltrato infantil.

BENEFICIOS DE LA LACTANCIA PARA LAS MADRES

– Menor riesgo de padecer hemorragia postparto.
– Menor riesgo de fracturas de columna y cadera durante la menopausia.
– Menor riesgo de cáncer de ovario, mama y útero.
– Menor riesgo de enfermedades cardiovasculares e hipertensión.
– Menos depresión y episodios de ansiedad.

 GUIA PARA UNA LACTANCIA MAS EFICAZ

COMIENZA LO ANTES POSIBLE: en lo posible inmediatamente después del parto, aunque no tengas leche, tus pechos producirán calostro, rico en vitaminas y anticuerpos que ayudaran para la prevención de infecciones.
BUSCA LA POSICION CORRECTA: la boca del bebe debe estar bien abierta y tu pezón debe estar lo más adentro posible.
AMAMANTALO A DEMANDA: debido a que la leche materna se digiere más fácilmente, los bebes recién nacidos necesitan alimentarse, día y noche, cada 2 horas aproximadamente por lo que no puedes establecer un horario estricto de alimentación; mas adelante él bebe empezara a comer en horarios más estables y podrás prever una rutina.
CONGESTION MAMARIA: lo ideal es que alimentes a tu bebe con frecuencia, siempre que tenga hambre hasta que tu cuerpo produzca solo la cantidad que necesite, puedes aliviar los síntomas con compresas tibias antes de amamantar y ponerte hielo durante 10 min antes o después para ayudar a desinflamar.
PEZONES AGRIETADOS:  para prevenir y aliviar las grietas o irritación de los pezones coloca una gota de tu leche cuando termines de amamanta, la grasa que contiene ayuda a proteger y recuperar el pezón.
COME BIEN Y DESCANSA: las mamas que amamantan deben llevar una dieta balanceada y nutritiva y beber muchos líquidos, en especial agua, aproximadamente 6-8 vasos diarios. Deben evitar el consumo de cafeínas y bebidas alcohólicas.  Es esencial descansar y dormir bien para que puedas mantener tu propia salud.

Algunas mamas no pueden amamantar a su bebe por problemas médicos u otras circunstancias especiales. Consulta con tu pediatra el mejor método de alimentación para tu bebe, pero sin importar con que lo alimentes asegúrate de sostenerlo en tus brazos siempre que lo hagas.

Los abrazos asociados con la lactancia y la alimentación ayudan a crear un fuerte lazo de amor entre tu y tu bebe. Al mismo tiempo, compartir con el papá a la hora de alimentar al bebe, es una excelente oportunidad para que ellos se conecten.

Natalia Garcia
Médica Pediatra
MP29347-  ME 13148

CLÍNICA DE LA CONCEPCIÓN

Podés encontrar a la dra. Natalia Garcia los días jueves de 10 a 12:45hs. en Clínica de la Concepción.

Volver


NOBIS © 2019 Todos los derechos reservados. Administrador.

25Watts