enero 2021 - Nobis cobertura médica

¿Qué son las infecciones de transmisión sexual (ITS)?

11 enero, 2021

Las infecciones de transmisión sexual o ITS son aquellas que podemos contraer al tener relaciones sexuales sin protección con alguien que está cursando una infección.

Vías de transmisión:

  • Sexual: estas infecciones generalmente se transmiten de persona a persona a través de las relaciones sexuales. Solo la sífilis secundaria se puede transmitir por contacto piel a piel.
  • Vertical o materno infantil o madre a bebé durante el embarazo, parto o lactancia, ej sífilis, VIH, clamidias y otras
  • Parenteral o por elementos cortopunzantes al compartir agujas y jeringas; ej VIH o Hepatitis

Las ITS pueden ser causadas por virus, entre las que se destacan: la hepatitis B, herpes, el VIH y el virus del papiloma humano (VPH). Mientras que las ITS causadas por bacterias incluyen la clamidia, la gonorrea y la sífilis.

¿Cómo puedo saber si mi pareja o yo tenemos una ITS?

Muchas ITSs dan signos y síntomas (úlcera, secreción genital, verrugas, flujo vaginal, tumefacción testicular, dolor pelviano, dolor durante el coito) pero muchas cursan largo tiempo sin dar ningún síntoma e.j VIH, Hepatitis, clamidias, entre otras. Por esto, la única manera de saber si una persona tiene o no una ITS es a través del análisis (serología)

¿Qué tratamiento es el mejor para mí?

Depende de qué ITS se diagnostique. Algunas se curan con una sola dosis de antibióticos ej. sífilis primaria, blenorragia, entre otras. Otras para lograr la curación requieren varios días de tratamiento por ej. Enfermedad Pelviana Inflamatoria, otras requieren varios meses como las hepatitis B y C y otras no se curan solo se controlan como por ej. VIH/SIDA.

¿Es posible tener relaciones sexuales con mi pareja sin transmitirle mi ITS?

Si, con el uso correcto y constante del preservativo o el campo de látex se puede evitar transmitir las ITS a la pareja sexual

¿Cómo puedo evitar contraer una ITS?

  • Usando siempre, en forma correcta, durante todo el encuentro sexual el preservativo de látex masculino con gel (para evitar que se rompa o se deslice)
  • Vacunas, ej. Vacuna anti VPH o Hepatitis A y B
  • Acompañando a tu/s pareja/s a realizarse simultáneamente las serologías
  • Asesorándote con profesionales de la salud
  • Adquiriendo o fortaleciendo los conceptos de ESI

Si tengo una ITS, ¿estoy en mayor riesgo de contraer otra?

Sí, las ITSs ulcerativas como la sífilis y el herpes amplifican la transmisión y aumentan la posibilidad de contraer la misma y otras concomitantemente.

¿El tratamiento tiene efectos secundarios?

La gran mayoría de las ITSs se tratan con antibióticos comunes, con una sola dosis, que son muy bien toleradas y no tienen efectos secundarios. El VIH/sida se trata “de por vida” y los tratamientos actuales son muy seguros, bien tolerados y con pocos efectos secundarios

Si los síntomas empeoran, ¿cuándo debo consultar a mi médico?

Si el cuadro no mejora luego de 72hs de haber recibido el tratamiento se debe consultar para reevaluar el caso.

Ante UNA ITS se debe sospechar TODAS, por lo que siempre se debe solicitar (y si el profesional no lo hace la persona que consulta debe pedirlo) las serologías correspondientes.

Diosnel Siro Bouchet
Médico-Especialista en Infectología
MP 23978/3  CE 9030

Enero 2021. Sumamos prestadores. ¡Conocelos!

5 enero, 2021

Seguimos sumando la mejor atención para estar cada vez más cerca. Consultá la cartilla médica de tu plan y accedé a la red profesional más completa.

Altas

Farmacias

Farmacia Peñalba
Libertad 229
(03546) 420120
Córdoba

Medicamentos Crónicos y Anticoncetivos

Farmacia Peñalba
Libertad 229
(03546) 420120
Córdoba

Salud Mental

Lic. Bottallo Jimena / Psicología
Int. Da Silva 662
(0351) 5202830
Córdoba

Lic. Candini Valentina / Psicología
Río Turbio 630
(0358) 4313520
Córdoba
Odontología

Consultorio Periférico 1
Av. Lascano Colodrero 2765 – B° Poeta Lugones           
(0351) 4769263
Córdoba

Consultorio Periférico 2
Gabino Blanco 1698 – B° Alto Alberdi
(0351) 7060408
Córdoba

Consultorio Periférico 3
Juan B. Justo 9233 – B° Guiñazú           
(0351) 8090460
Córdoba

Consultorio Periférico 4
Cordero 327 – B° Los Robles    
(0351) 2575786
Córdoba

Consultorio Periférico 5
Av. Talleres 971 – B° B Jardín   
(0351) 4862712
Córdoba

Baja

Odontología     

Od. Altamirano Cecilia           
Sarmiento 453
(03247) 448552

Tips y consejos para disfrutar del verano junto a nuestros niños

Con el calor y las vacaciones, aumentan las actividades que realizamos al aire libre. Es una época del año ideal para que los más chicos disfruten del sol, el agua y la recreación después de un año fuera de toda normalidad. Por esta razón, queremos darte algunos consejos para que todos podamos sacarle el máximo provecho a la temporada de verano.

Atención con los horarios 

Es importante evitar los horarios entre las 11 y las 16 hs. para realizar deportes, juegos al aire libre o estar en el agua. Los rayos solares nocivos para la salud se encuentran en plena actividad durante dicha franja horaria.

Usemos protectores solares 

Debemos tener en cuenta no sólo la edad, sino también el tipo de piel para encontrar el que se adapte a nuestras necesidades y nos proteja de la mejor manera.

En el caso de los bebés, NUNCA exponerlos al sol en forma directa y usar pantallas o factores solares altos.

Colocar media hora antes de la exposición y repetir la aplicación cada 2 o 3 horas.

Ojo con las comidas 

Recomendamos una alimentación liviana, sobre todo frutas y verduras, pero fundamentalmente la ingesta de líquidos -mucho mejor si es AGUA- y disminuir el consumo de las bebidas azucaradas.

La vestimenta 

Prioricemos la ropa liviana de colores claros y sumar gorras o sombreros para protegernos del sol. Es fundamental el uso de calzado adecuado según la zona, para evitar o disminuir el riesgo de picaduras.

Cuidados importantes 

Los menores deberán estar siempre acompañados por algún adulto responsable cuando deseen ir a la pileta, el río o el mar. No permanecer en estos cuando se aproximen frentes de tormenta, sobre todo eléctricas, y monitorear el nivel del río ante la posibilidad de crecidas ya que suelen darse de manera bastante repentina.

El botiquín, un gran aliado. 

Contemos con la ayuda de cremas para el sol, antifebriles y antialérgicos en un botiquín de viaje. Siempre que hayan sido recomendados por su pediatra de confianza.

Ante la presencia de conjuntivitis, picaduras o reacciones alérgicas, es fundamental consultar al médico.

Entrenamiento con pesas y seguridad en el levantamiento de pesas

Ya sea que levantes pesas para tu estado físico general, para entrenar para deportes o para competir, la seguridad es lo primero. Levantar pesas de manera incorrecta puede causar lesiones graves. Seguí estas pautas básicas para levantar pesas con mayor seguridad.

La forma es una parte crítica del levantamiento de pesas. El objetivo debe ser levantar la cantidad adecuada de peso usando la forma perfecta. Levantar más de lo que puede manejar usando una técnica incorrecta es una forma de garantizar una lesión.

Encontrar un instructor 

Esto va a ayudarte a aprender cómo hacer los ejercicios correctamente. Una buena técnica es una de las maneras más importantes para evitar lesiones. Un entrenador de preparatoria o un entrenador atlético pueden ayudarte. Tratá de evitar recibir consejos de personas que nunca han aprendido una buena técnica, como padres, amigos, entrenadores no calificados u otros levantadores de pesas. Los libros pueden ayudar, pero nada es mejor que el entrenamiento personal.

Fijar metas 

Con la ayuda de tu entrenador, decidí los objetivos de tu programa de entrenamiento con pesas. Los objetivos de este programa dependerán de tu edad, madurez física y la razón por la que levantas pesas. Debés considerar qué ejercicios utilizarás, con qué frecuencia harás cada ejercicio, con qué peso comenzarás y cuándo aumentarás este peso.

Esperar hasta estar listo 

La mayoría de las personas deben esperar a tener al menos 15 años de edad antes de probar los levantamientos principales. A los 15 años, los cuerpos de la mayoría de las personas son lo suficientemente maduros para estos ejercicios. Los levantamientos principales, que se realizan con pesas, incluyen cargada y envión, cargada de potencia, arranque, sentadilla, peso muerto y banco (prensas de inclinación y superiores). Es probable que estos ejercicios causen lesiones si levantas pesos pesados sin la técnica adecuada y la ayuda de observadores.

Calentar y enfriar 

Fundamental para cada sesión. En la etapa de calentamiento, antes de levantar pesas debés incluir ejercicios de estiramiento, de calistenia (ejercicios de peso corporal) y trote. Cuando comiences cada ejercicio de levantamiento, usá pequeñas cantidades de peso al principio y luego avanzá a pesos más pesados. El estiramiento también es importante durante su enfriamiento.

Qué hacer 

• Utilizá a observadores cuando pruebes los levantamientos principales. 

• Mantené tu espalda recta cuando levantes. 

• Usá la técnica de levantamiento adecuada cuando muevas pesas por el lugar. 

• Use zapatillas con buena tracción. 

• Asegurate de que el equipo que utilizás esté en buenas condiciones. 

Qué no hacer 

• No hiperventiles (inhale y exhale rápido) ni contengas la respiración cuando levantes pesos pesados. Podés desmayarte y perder el control de las pesas.

• Exhalá cuando levantes. 

• No sigas levantando si sentís dolor. Suspendé el ejercicio doloroso unos días o intentalo con menos peso. 

• No ejercites ningún grupo de músculos más de 3 veces por semana. 

• No hagas “trampas” en tu técnica para levantar pesos más pesados de los que podés manejar. 

• No levantes pesas pesadas sin alguien que te observe. 

• No levantes más de lo que sabe que podés levantar con seguridad. 

Aspectos a tener en cuenta 

Al igual que con cualquier programa de ejercicios o de acondicionamiento físico, debés comenzar lentamente. Con el tiempo, podrás predecir mejor lo que podés hacer sin poner en peligro tu cuerpo.

Levantar pesas que sean muy pesadas puede causar daño muscular y articular. Si lo hacés, también podés provocar lesiones de la columna vertebral, como hernias de disco.

Cuándo consultar al médico 

Algunas lesiones son más obvias que otras. Siempre debés consultar a tu médico si sospechás que estás lesionado. Si tenés dolor en la articulación o un dolor muscular que no se está recuperando, debés consultar a tu médico. Si te lastimaste la espalda mientras hacías un levantamiento o tenés dolor de cuello, el médico tendrá las respuestas.

Nutrición: cómo leer un rótulo de información nutricional

La etiqueta de información nutricional indica qué contienen los alimentos que está comiendo. Además, nos ayuda a determinar si llevamos una dieta sana y equilibrada. Cada producto envasado o procesado debe tener una etiqueta. Algunos restaurantes también tienen información nutricional disponible. Estas etiquetas incluyen las cantidades de las siguientes áreas, enumeradas por porción y como un porcentaje del valor diario.

Aquí hay un ejemplo de lo que aparece en la etiqueta de información nutricional:

• Calorías 

• Grasa total 

• Grasas saturadas 

• Grasas trans 

• Colesterol 

• Sodio (sal) 

• Carbohidratos totales 

• Fibra dietética 

• Azúcares 

• Proteína

El camino hacia una mejor salud 

El tamaño de la porción es la primera información que aparece en la etiqueta. Hace referencia a la cantidad de comida que normalmente se come de una vez. El tamaño se mide en función de una medida básica del hogar, como piezas, tazas u onzas. Por ejemplo, una porción puede ser 7 papas fritas o 1 taza de cereal.

El tamaño de la porción es un factor importante en la dieta. Debe comparar la cantidad de ese alimento que normalmente come con el tamaño de la porción que figura en la etiqueta. Comer porciones grandes puede conducir al aumento de peso. Cuanto más grandes sean sus porciones, más calorías consumirá. Por ejemplo, la etiqueta puede indicar que el tamaño de una porción es 7 papas fritas. Si comés 14 papas fritas, estás consumiendo el doble de calorías y nutrientes.

La etiqueta también contiene una columna de porcentajes llamada porcentaje de valor diario. El valor diario compara la cantidad de un nutriente contenido en una porción de comida con la cantidad de ese nutriente que debe consumir en un día. Los porcentajes se basan en una dieta diaria de 2,000 calorías.

Tendrás que ajustar las cantidades si consumís más o menos de 2,000 calorías por día. Todas las personas tienen diferentes necesidades calóricas. Éstas dependen del género, la edad y el nivel de actividad.

Las calorías diarias se obtienen de lo que come y bebe. Una persona sana debe consumir nutrientes provenientes de los cinco grupos de alimentos básicos (frutas, verduras, granos, proteínas y lácteos). Algunos ingredientes, como las grasas saturadas y las grasas trans, no son saludables. Sólo debés comerlos en pequeñas cantidades. Una porción con 5 % o menos del valor diario es baja. Una porción con 20 % o más del valor diario es alta.

Aspectos a tener en cuenta 

No todos los nutrientes o ingredientes enumerados en una etiqueta son iguales. Algunos son mejores para usted y se deben consumir en mayor cantidad. Estos incluyen:

Fibra. La fibra ayuda al cuerpo a digerir los alimentos que come. También puede ayudar a reducir el riesgo de diabetes, enfermedades cardíacas y ciertos tipos de cáncer. Los alimentos son ricos en fibra si contienen 5 gramos o más por porción. Los hombres de 50 años o menos deben consumir al menos 38 gramos de fibra por día. Las mujeres de 50 años o menos deben consumir al menos 25 gramos de fibra por día. La fibra se encuentra en frutas, verduras y granos integrales. Busque las palabras «grano entero» en el envase y en la lista de ingredientes.

Vitaminas y minerales. Los principales tipos incluyen, vitamina A, vitamina C, calcio y hierro. La vitamina D y el potasio también son importantes. Hablá con tu médico sobre qué vitaminas y minerales necesitás y en qué cantidad.

Otros nutrientes resultan malos para nuestro organismo y se deben consumir en menor cantidad. Estos incluyen:

Grasas saturadas. Este tipo de grasa puede aumentar su riesgo de enfermedad cardíaca y colesterol alto. Un adulto promedio debe consumir menos de 20 gramos de grasa saturada por día.

Grasas trans. Este tipo de grasa también aumenta su riesgo de enfermedad cardíaca. Idealmente, deberíamos ingerir 0 gramos de grasas trans por día. Tengamos en cuenta que las compañías pueden enumerar 0 gramos si el producto contiene menos de 0.5 gramos de grasas trans por porción. Esto significa que nuestra comida puede tener grasas trans, incluso si la etiqueta nutricional dice 0.

Consultá la lista de ingredientes para saber si un producto contiene grasas trans. Estas grasas incluyen cualquier aceite vegetal hidrogenado. Las grasas trans a menudo se encuentran en productos horneados, alimentos fritos, bocadillos y margarinas.

Colesterol. Intentar consumir menos de 300 miligramos de colesterol por día. Si tenés una enfermedad cardíaca, debemos consumir menos de 200 miligramos por día.

Salud mental: cómo mantener su salud emocional

La salud emocional es una parte importante de la salud general. Las personas que son emocionalmente saludables tienen el control de sus pensamientos, sentimientos y comportamientos. Son capaces de hacer frente a los desafíos de la vida. Pueden mantener los problemas en perspectiva y recuperarse de los contratiempos. Se sienten bien con ellos mismos y mantienen relaciones saludables.

Ser emocionalmente saludable no significa que uno sea feliz todo el tiempo. Significa que se es consciente de sus emociones. Podemos lidiar con ellas, ya sean positivas o negativas. Aquellas personas sanas emocionalmente también sienten estrés, enojo y tristeza. Pero saben cómo manejar sus sentimientos negativos. Pueden saber cuándo un problema es más de lo que pueden manejar solos. Y también saben cuándo buscar ayuda de su médico.

La investigación muestra que la salud emocional es una habilidad. Hay pasos que todos podemos seguir para mejorar nuestra salud emocional y ser más feliz.

El camino hacia una mejor salud 

La salud emocional nos permite trabajar de manera productiva y lidiar con el estrés de la vida cotidiana. Puede ayudarnos a alcanzar nuestro máximo potencial. Nos ayuda a trabajar con otras personas y contribuir a la sociedad.

También afecta a la salud física. Diferentes investigaciones muestran un vínculo entre un estado mental optimista y signos físicos de buena salud. Estos incluyen una presión arterial más baja, un menor riesgo de enfermedad cardíaca y un peso más saludable.

Hay muchas formas de mejorar o mantener una buena salud emocional.

Seamos conscientes de nuestras emociones y reacciones. Observemos lo que nos pone tristes, nos frustra o enoja e intentemos abordar o cambiar esas cosas.

Expresemos los sentimientos de manera apropiada. Informemos a las personas cercanas cuando algo nos moleste. Mantener ocultos los sentimientos de tristeza o enojo aumenta el estrés, lo cual puede causar problemas en las relaciones y en el trabajo o la escuela.

Pensemos antes de actuar. Es importante darnos tiempo para pensar y estar tranquilo antes de decir o hacer algo de lo que podamos arrepentirnos.

Manejemos el estrés. Aprendamos métodos de relajación para lidiar con él. Estos podrían incluir respiración profunda, meditación y ejercicio.

Aspiremos al equilibrio. Encontremos un equilibrio saludable entre el trabajo y el juego, y entre la actividad y el descanso. Tomémonos tiempo para hacer las cosas que disfrutamos y así concentrarnos en las cosas positivas en la vida.

Cuidemos la salud física. Hagamos ejercicio regularmente, comamos comidas saludables y no olvidemos dormir lo suficiente. Es necesario evitar que la salud física afecte nuestra salud emocional.

Conectemos con otros. Hagamos una cita para almorzar o participemos de reuniones grupales. Necesitamos más conexiones positivas con otras personas.

Encontremos propósito y significado. Descubramos qué es importante para cada uno de nosotros en la vida y concentrémonos en eso. Podría tratarse del trabajo, la familia, una acción de voluntariado, cuidado u otra cosa, no importa qué. Dediquémosle tiempo a hacer lo que nos parezca significativo.

Es fundamental mantenerse positivo. Concentrarse en las cosas buenas de la vida. Perdonémonos por cometer errores y perdonemos a los demás. Sumemos más tiempo de calidad con personas sanas y positivas.

Aspectos a tener en cuenta 

Las personas que tienen buena salud emocional también pueden tener problemas emocionales o enfermedades mentales. La enfermedad mental a menudo tiene una causa física. Esto podría deberse a un desequilibrio químico en el cerebro. El estrés y los problemas con la familia, el trabajo o la escuela pueden desencadenar enfermedades mentales, o empeorarlas.

La terapia, los grupos de apoyo y los medicamentos pueden ayudar a las personas que tienen problemas emocionales o enfermedades mentales. Si tiene un problema emocional en curso, es fundamental hablarlo con tu médico. Él va a ayudarte a encontrar el tipo correcto de tratamiento.

NOBIS © 2019 Todos los derechos reservados. Administrador.

25Watts